LOS EFECTOS DEL CALOR SOBRE LOS CUERPOS


Cuando se suministra calor a un cuerpo aumenta el movimiento de sus partículas, la energía cinética de cada una y, por tanto, la energía interna y consecuentemente su temperatura.

Esta es, principalmente, la causa de que los cuerpos varíen de tamaño o cambien de estado.

Casi todas las sustancias pueden existir en los tres estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso. Si una sustancia modifica su estado, se produce un cambio de estado

EEl estado en el que se encuentre un cuerpo depende principalmente de la presión a la que está sometido y de su temperatura. Para cambiar su estado se debe modificar alguna de estas variables, o ambas.

Los cambios de estado pueden ser:
  • Progresivos: si se producen suministrando calor a un cuerpo, como la fusión, la vaporización y la sublimación
  • Regresivos: si se realizan con desprendimiento de calor por el cuerpo, como la condensación, la solidifcación y la sublimación regresiva.
Al elevar la temperatura de una sustancia sólida, aumenta la agitación de sus partículas. Si seguimos calentando, llegará un momento en que sus partículas se muevan tanto que pasará a líquido (fusión). Y si el calentamiento es aún mayor, las partículas se moverán más y la sustancia llegará a pasar a gas (vaporización)

Por el contrario, al enfriar una sustancia gaseosa, disminuye la agitación de sus partículas y terminará pasando a estado líquido (condensación). Si seguimos enfriando, sus partículas se moverán aún más lentamente y alcanzará el estado sólido (solidificación).

Algunos sólidos, como la naftalina, pueden pasar directamente de sólido a gas (sublimación) o de gas a sólido (sublimación regresiva).